lunes, mayo 20

Fumar durante la adolescencia afecta a la salud de los futuros hijos

Los niños que fuman en su adolescencia corren el riesgo de dañar los genes de su futura descendencia, aumentando sus posibilidades de desarrollar asma, obesidad y función pulmonar baja.

La investigación, publicada en «Clinical Epigenetics», es el primer estudio en humanos que revela el mecanismo biológico detrás del impacto del tabaquismo temprano de los padres en sus hijos.

Los investigadores de la Universidad de Southampton (Reino Unido) y la Universidad de Bergen (Noruega) investigaron los perfiles epigenéticos de 875 personas, de entre 7 y 50 años, y las conductas de tabaquismo de sus padres.

Los resultados mostraron cambios epigenéticos en 19 sitios asignados a 14 genes en hijos de padres que fumaron antes de los 15 años.

Dichos cambios en la forma en que el ADN se empaqueta en las células (metilación) regulan la expresión genética (encendidos y apagados) y están asociados con asma, obesidad y sibilancias.

«Nuestros estudios han demostrado que la salud de las generaciones futuras depende de las acciones y decisiones que toman los jóvenes hoy – mucho antes de que sean padres – en particular los niños en la pubertad temprana y las madres/abuelas. tanto antes como durante el embarazo», afirma Cecilie Svanes, de la Universidad de Bergen y directora del estudio RHINESSA.

«Las alteraciones en los marcadores epigenéticos fueron mucho más pronunciados en los niños cuyos padres comenzaron a fumar durante la pubertad que en aquellos cuyos padres habían comenzado a fumar en cualquier momento antes de la concepción», apunta el coautor principal del artículo, Negusse Kitaba, de la Universidad de Southampton.

«La pubertad temprana puede representar una ventana crítica de cambios fisiológicos en los niños. Aquí es cuando se establecen las células madre que producirán espermatozoides por el resto de sus vidas».

El equipo también comparó los perfiles de tabaquismo de los padres antes de la concepción con los de personas que fumaban y aquellos cuyas madres fumaban antes de la concepción.

«Curiosamente, descubrimos que 16 de los 19 marcadores asociados con el tabaquismo de los padres en la adolescencia no se habían relacionado previamente con el tabaquismo materno o personal», afirma Gerd Toril Mørkve Knudsen, de la Universidad de Bergen y coautor principal del estudio. «Esto sugiere que estos nuevos biomarcadores de metilación pueden ser exclusivos de los niños cuyos padres han estado expuestos al tabaco en la pubertad temprana».

Estudios en animales sugieren que la nicotina puede ser la sustancia del humo del cigarrillo que provoca cambios epigenéticos en la descendencia

Gerd Toril Mørkve Knudsen

Universidad de Bergen

Aunque en algunos países el número de jóvenes que fuman el coautor, John Holloway, de la Universidad de Southampton y el Centro de Investigación Biomédica NIHR de Southampton, está preocupado por el hecho de que muchos empiecen a vapear.

«Algunos estudios en animales sugieren que la nicotina puede ser la sustancia del humo del cigarrillo que provoca cambios epigenéticos en la descendencia -señala Holloway-. Por eso es profundamente preocupante que los adolescentes de hoy, especialmente los varones, estén expuestos a niveles muy altos de nicotina a través del vapeo».

Este estudio proviene de personas cuyos padres fumaban cuando eran adolescentes en los años 60 y 70, cuando fumar tabaco era mucho más común. «No podemos estar seguros de que vapear tenga efectos similares entre generaciones, pero no deberíamos esperar un par de generaciones para demostrar qué impacto podría tener el vapeo en adolescentes. Necesitamos actuar ahora», advierte Holloway.

Los hallazgos además tienen implicaciones importantes para la salud pública. Sugieren que no abordar las exposiciones nocivas en los adolescentes de hoy podría dañar la salud respiratoria de las generaciones futuras, afianzando aún más las desigualdades en salud en las próximas décadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *