viernes, julio 19

La Guardia Civil requisa 18 toneladas de anguilas con un valor de 20 millones en el mercado negro | Clima y Medio Ambiente

El tráfico ilegal de anguila europea (Anguilla Anguilla), una de las especies autóctonas más amenazadas en el mundo, ha recibido un importante golpe. En una operación, coordinada por la EUROPOL, se han incautado más de 25 toneladas de anguila, 18 de ellas en España. Solo estas últimas podrían haber alcanzado un valor superior a los 20 millones de euros en el mercado negro. Entre la mercancía, los contrabandistas escondían ejemplares vivos y otros refrigerados, que se habrían puesto a la venta sin ningún tipo de control sanitario.

El dispositivo se ha desarrollado en 32 países, y ha concluido con la detención de 256 personas, 30 en España. Además, se han desmantelado dos organizaciones criminales en Asturias y San Sebastián con ramificaciones en Portugal y Francia. A los arrestados se les imputan delitos de tráfico de especies, contrabando, falsedad documental y contra la salud pública, entre otros.

El estado de conservación de la anguila es tan delicado ―está calificada en peligro crítico por la UICN― que su pesca está prohibida en muchos ríos españoles y no se puede exportar fuera de la Unión Europea. La especie está incluida en el convenio CITES, que vigila el tráfico internacional de las especies amenazadas. Con esta situación, su pesca y comercialización ilegal diezma las poblaciones.

Bandejas con angulas incautadas por la Guardia Civil.
Bandejas con angulas incautadas por la Guardia Civil.Guardia Civil

Entre la mercancía incautada por agentes del Seprona se encontró más de una tonelada de angula viva (alevín de la especie) y casi dos de anguila adulta, que los agentes han devuelto a su medio natural en diferentes puntos de Asturias, Cantabria, Tarragona, Castellón o Cádiz. También se localizó “anguila congelada y lista para su venta, incumpliendo los requisitos sanitarios mínimos”, indica la Guardia Civil en un comunicado.

En maletas destino Asia

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.

Suscríbete

La angula es una especie muy apreciada en Asia, donde puede alcanzar los 9.000 euros por kilo, lo que propicia su comercio ilegal. La Guardia Civil ha detectado que los ejemplares se envían a países del sudeste asiático vivos utilizando el equipaje personal, con maletas acondicionadas en las que se introducen bolsas inyectadas de oxígeno. De esa manera se garantiza que sobrevivan 42 horas. El enero del año pasado, una magistrada de Algeciras impuso una multa de 7,2 millones de euros a un traficante de angulas, que pretendía pasar a Marruecos 65 kilos de la especie en varias maletas con ropa dentro de bolsas de plástico. Su destino final podría haber sido China.

Los contrabandistas no dudan en ocultar sus actividades mediante empresas que cuentan con todos los permisos para comerciar legalmente con anguila. Aprovechan esa fachada tan inmaculada para introducir en los circuitos comerciales angula de procedencia ilícita, capturada tanto en territorio nacional como en países limítrofes.

Los agentes han detectado, al mismo tiempo, que se constituyen empresas pantalla solo para la exportación de angula, que esconden la mercancía ilegal entre otros productos refrigerados. El empleo de compañías legales “dificulta notablemente la investigación, porque su estructura de transporte, almacenamiento y venta se usa para blanquear grandes cantidades de angula de origen ilegal”, destaca la Guardia Civil. En ese intento de esquivar los controles policiales, los delincuentes cambian cada año las rutas de salida de la especie.

Un ejemplar de anguila adulta decomisada a los contrabandistas.
Un ejemplar de anguila adulta decomisada a los contrabandistas. Guardia Civil

En España se han realizado cerca de 1.000 controles e inspecciones en puertos, aeropuertos y vías de comunicación dentro del operativo. Además, la vigilancia desarrollada en Asturias y San Sebastián ha permitido desmantelar dos organizaciones criminales asentadas en España con ramificaciones en Portugal y Francia.

Una especie en peligro

Estivaliz Díaz, representante para la anguila en el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES por sus siglas en inglés), explica que la especie está considerada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) en peligro crítico. “Está peor que el lince”, pone como ejemplo. Su estado ha llevado a los científicos del ICES, que asesoran a la Unión Europea, a pedir el cierre de esta pesquería. Una recomendación que no ha surtido efecto. “Este año se ha prohibido la pesca recreativa y para la profesional existen limitaciones”, comenta. En España la anguila se pesca en aguas interiores y su gestión depende de las comunidades autónomas.

La Guardia Civil destaca que uno de los objetivos más complicados de la lucha contra el tráfico de especies es devolver los ejemplares al medio natural. En este caso, la suelta se ha realizado con la colaboración del Ministerio para la Transición Ecológica y diferentes centros de investigación en materia de pesca como el Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries (IRTA), el Centro Integrado de Formación Profesional Marítimo “El Zaporito” (Cádiz), el Centro Ictiológico de Arredondo (Cantabria) o la Piscifactoría de Uña (Cuenca).

La operación policial se enmarca dentro del Plan de acción español contra el Tráfico Ilegal y el Furtivismo Internacional de Especies Silvestres (Plan TIFIES), y del proyecto LIFE SATEC.

Puedes seguir a CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal