sábado, mayo 18

Telefónica eleva el beneficio un 78% por la mejor valoración de Virgin O2 y confirma previsiones | Empresas

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.Pablo Monge

Telefónica ha presentado este jueves los resultados correspondientes al primer trimestre de 2024, periodo en el que ha logrado un beneficio neto de 532 millones de euros, un 78,9% superior al registrado en el mismo intervalo de 2023, y por encima de las previsiones del mercado. El incremento está motivado, en buena medida, por extraordinarios, entre los que destaca la actualización trimestral de filiales por puesta en equivalencia, que este trimestre ha sido positiva, entre las que destaca Virgin Media O2. En 2023, el beneficio se vio penalizado por unos costes de 15 millones de reestructuración y otros impactos por 250 millones. En términos ajustados, sin estos extraordinarios, los beneficios entre enero y marzo de este año, habrían subido un 7,5%, hasta 632 millones.

Son los primeros resultados comunicados por Telefónica tras hacerse efectiva la entrada en el capital de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que cuenta con un 7% y un representante en el consejo de administración. Las acciones han iniciado la sesión con una bajada superior al 1% si bien, con el paso de los minutos, el retroceso se ha suavizado.

En la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Telefónica señala que ha presentado “sólidas tasas de crecimiento” en el primer trimestre del año, con un incremento de los ingresos del 0,9%, hasta 10.140 millones de euros, por encima de las previsiones del mercado, impulsado por los ingresos por servicio, que crecen un 2,3%. Del total, un 61% procede del mercado residencial (B2C), que creció un 0,8%; el 22% proviene del segmento empresas (B2B), que creció un 2,8%; y el 17% restante corresponde al negocio mayorista, socios y otros ingresos.

El resultado operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (ebitda) ha reforzado la rentabilidad del grupo al crecer en el primer trimestre más del doble que los ingresos. En concreto, ha aumentado un 1,9%, hasta 3.205 millones de euros. Con la vuelta del ebitda, Telefónica deja atrás muchos años en los que la magnitud elegida para calcular esta rentabilidad era el obitda.

Los ingresos en España, su mercado principal, aumentaron un 1%, hasta 3.118 millones de euros, mientras que el ebitda subió un 0,2%, consolidando el retorno al crecimiento en la rentabilidad, iniciado a final de 2023. La compañía, además, ha firmado un Memorando no vinculante con Digi, su principal cliente mayorista en España, para un acuerdo de red móvil a largo plazo.

El grupo ha explicado que este es el primer trimestre de aplicación del plan estratégico GPS (Crecimiento, Rentabilidad y Sostenibilidad), anunciado en noviembre. La compañía señala que ha prolongado la favorable evolución de su actividad comercial y ha registrado sólidas tasas de crecimiento y rentabilidad, así como avances en su estrategia de sostenibilidad. Todo ello permite al grupo confirmar los objetivos financieros establecidos para el ejercicio.

En relación con los objetivos previstos para 2024, la operadora espera un crecimiento de los ingresos de en torno al 1%, del ebitda entre el 1% y el 2% y de la caja operativa (ebitda después de arrendamientos o ebitdaaL-Capex) también entre el 1% y el 2%. Además, contempla una cifra de inversión sobre ingresos de hasta el 13% y un incremento del flujo de caja libre superior al 10%.

Con respecto a la remuneración al accionista correspondiente al ejercicio de 2024, la compañía repartirá un dividendo en efectivo de 0,30 euros por acción pagadero en dos tramos, en diciembre de 2024 (0,15 euros) y en junio de 2025 (0,15 euros). En junio, además, la compañía abonará el segundo tramo del dividendo de 2023, de 0,15 euros por título. Adicionalmente, la retribución a los inversores se complementa con la reducción del capital social, llevada a cabo en abril de 2024, mediante la amortización de 80,3 millones de acciones propias.

“Hemos arrancado el año mostrando un sólido fortalecimiento de nuestro negocio apoyado en el despliegue de nuestra nueva hoja de ruta, el plan estratégico GPS, que guiará a Telefónica hasta 2026. Mejoran los ingresos, mejora la actividad comercial y mejora la calidad del servicio que prestamos a nuestros clientes y su satisfacción. La compañía avanza firmemente en el año de su centenario con nuestros principios de integridad, compromiso y transparencia generando valor para el accionista”, asegura el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

La cifra de inversión ha alcanzado los 1.056 millones de euros en el trimestre, un 2,7% más, de tal forma que la ratio de inversión sobre ingresos se ha situado en el 10,4%, totalmente alineada con el objetivo de cerrar 2024 hasta el 13%.

A lo largo del primer trimestre, Telefónica ha conseguido financiación a largo plazo por importe de 4.008 millones de euros. Hasta el día de hoy, incluyendo las operaciones de refinanciación de Virgin Media O2 llevadas a cabo en abril, la actividad financiera supera los 5.400 millones de euros. La operadora, que ha destacado los dos bonos híbridos verdes lanzados en enero y marzo, señala que la actividad de financiación ha permitido al grupo mantener una “sólida posición” de liquidez de 19.337 millones. A cierre de marzo, la compañía tenía cubiertos los vencimientos de los próximos tres años y la vida media de la deuda se acercaba a los 11,7 año.

Telefónica cerró marzo con una deuda total 28.482 millones de euros, 1.133 millones más que a final de 2023, y un 7,7% más en términos interanuales, como consecuencia del impacto de la opa de exclusión sobre la filial alemana, con la que ha alcanzado el 96,85% de su capital. El ratio de apalancamiento ha pasado de 2,60 a 2,71 veces la deuda neta frente al ebitda después de arrendamientos. El coste efectivo de los pagos de intereses relacionados con la deuda es del 3,51% a marzo de 2024, frente al 3,87%del mismo mes del pasado ejercicio y 3,80% al cierre de 2023.

Por áreas de negocio, Telefónica Tech ha comenzado el año con un “sólido crecimiento” de los ingresos. La unidad de negocios digitales y tecnológicos de Telefónica ha obtenido unos ingresos de 476 millones de euros, un 11% más que en el primer trimestre de 2023.

A su vez, Telefónica Infra, como plataforma de conectividad global, ha cerrado el trimestre con 22 millones de unidades inmobiliarias pasadas con los distintos vehículos de fibra y con más 100.000 kilómetros de conectividad internacional vía cable submarino. Telxius, gestora del cable, ha mantenido en el trimestre sus elevados índices de rentabilidad, con un margen ebitda del 50,8%.

La operadora ha destacado el dinamismo comercial y la fidelidad de los clientes. De esta manera, Telefónica ha cerrado el primer trimestre del año con una base de 388,3 millones de accesos, un 1% más. Sobresalen un trimestre más los accesos de fibra y los de contrato móvil, que crecen el 12% y el 3%, respectivamente.

El periodo enero-marzo ha destacado por una gran actividad comercial en los distintos mercados y por la consecución de un grado de satisfacción del cliente muy favorable, con un NPS (‘Net Promoter Score’) de 31 puntos. Este compromiso con los clientes se refleja también en que España y Brasil han registrado los mejores niveles de tasa de rotación de clientes o churn de su historia, puesto que han caído hasta el 0,9% y el 0,97%, respectivamente.

En materia de redes y sistemas, Telefónica está implementando un programa de Inteligencia Artificial con el fin de acelerar la aplicación de la IA incrementando el número de soluciones, desde un total de 650 casos de uso existentes en la actualidad. De esta forma, se reducirá la complejidad y se impulsará la automatización, la eficiencia y la experiencia del cliente. Precisamente durante el primer trimestre la compañía ha lanzado el Centro de Excelencia IA, presente en cada unidad de negocio con el fin de garantizar la privacidad desde el diseño y de impulsar el proceso de extender a toda la compañía las aplicaciones basadas en IA.

Por otro lado, la transformación de las redes, basada en un grado cada vez mayor de virtualización, está acelerando los despliegues de fibra hasta el hogar (FTTH) y 5G, así como el avance en el apagado de la red de cobre en España. Telefónica, que mantiene su posición de líder global de fibra, contaba con 175 millones de unidades inmobiliarias pasadas con redes ultrarrápidas a cierre de marzo, de las cuales un total de 76,6 millones son FTTH, incluyendo las procedentes de los distintos vehículos de fibra.

En cuanto al 5G, las redes de Telefónica cubren el 63% de la población de sus mercados principales: el 89% de la población española, el 95% de la alemana, el 48% de la brasileña y el 53% de la británica.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti

¡Apúntate!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *